martes, 27 de marzo de 2012

Trabajo Fácil

El trabajo puede ser un juego, y cuando lo es, prácticamente no supone esfuerzo.

Tomemos como ejemplo el trabajo de escribir este libro. Decidí hacerlo por diversión, para explorar algunas de las ideas que he estado practicando últimamente, y ver que ocurría si las hacía públicas y abría las puertas al mundo. Y me lo he pasado en grande. El resultado, nunca me ha resultado tán fácil escribir, y éste es el libro que he escrito en menos tiempo.

Ideas para convertir el trabajo en un juego (sin esfuerzo):
  • Haz lo que te apasione. Cuando haces algo monótono, es difícil que te lo pases bien haciéndolo.
  • Compártelo con gente. Trabaja con alguien que te guste, o haz que sea un proyecto en grupo, o que alguien te lleve el control.
  • Publica tus progresos en la red. Esto no servirá para todos los proyectos, pero puede ser divertido compartir lo que has estado haciendo con más gente, y que opinen al respecto cada día.
  • Házlo en pequeñas dosis. Por ejemplo, los capítulos de este libro son muy cortos. Puedo escribirlos de una sentada, y de hecho puedo escribir varios capítulos de una sentada. Eso significa que escribir una capítulo nunca es muy difícil, y que no tengo que obligarme a hacer una cantidad de trabajo aburrido que me intimida. Si un proyecto es demasiado largo, rómpelo en varias partes mas pequeñas.
  • Haz que sea como una competición. Crear un desafío entre dos o mas personas puede añadir un montón de diversión a cualquier tarea. Me encanta jugar al baloncesto, por ejemplo, y así puedo pasarme un par de horas jugando y no sentir que estoy haciendo ejercicio — es solo un juego.
  • Déjalo si te aburres. Nunca juegas por obligación, y si estas cansado de jugar, te vas. Las tareas deberían hacerse del mismo modo: si estas cansado, déjalo. Ya podrás continuar mas tarde.
Por supuesto, estoy asumiento que tienes cierto nivel de control sobre tu trabajo. A veces no tienes tanta suerte, pero aún así puedes enfocarte en las partes de tu trabajo que sean mas divertidas, y convertir las partes aburridas en pequeños juegos — ¿cuántas palabras puedes escribir en 10 minutos o a cuántos clientes puedes despedir con una sonrisa?

Si odias tu trabajo — puede que te sea imposible tomarlo como un juego — piensa que puedes cambiarlo. No estamos atados a nuestros trabajos. Yo me sentía como si lo estuviera, mas de una vez, porque mi familia dependía de mis ingresos. Pero cambié, atendiendo a otras ofertas de empleo, explorando cosas que me interesaban de verdad.

Encuentra algo que te apasione hacer, con lo que tengas la sensación de estar jugando, y haz que sea tu trabajo. Lo que significa que tienes que ser realmente bueno en eso — cuando seas realmente bueno, la gente te pagará por ello. Así que juega en tu trabajo, o puede que en otro trabajo al mismo tiempo, y sigue jugando hasta que seas muy bueno. La única forma de mejorar en algo es hacerlo.

Encuentra la manera de vivir de el, una vez seas bueno haciéndolo. Encuentra la manera de ayudar a otra gente a hacer lo que te encanta hacer. Eso puede implicar algo de pensamiento creativo, pero normalmente basta con unas pocas búsquedas en internet hasta que encuentres a otros que estan haciendo lo mismo que te encanta hacer, y que estan ganando dinero por ello.

No importa cual sea tu trabajo, puedes encontrar la manera de hacer que parezca un juego. Es solo cuestión de mentalizarse. Y una vez que se convierte en un juego, no supone esfuerzo.

1 comentario:

  1. Creo que todo se puede resumir en optica y en querer

    ResponderEliminar